Home | Blogs | Foros | Registrate | Consultas | Domingo 26 de enero de 2020
Usuario   Clave     Olvidé mi clave
     
Ir a la página de inicioIr a los Blogs
Mi Perfil
Manuel Mario Sarmiento
Rosario - Argentina
Mis primeros "aportes" a la escritura fueron poemas gauchescos, desarrollados quizás,bajo la inspiradora influencia de Don José Hernández y su "Martín Fierro".
Más tarde llegarían los cuentos y los microrelatos, que fueron surgiendo, y lo siguen haciendo, durante mi aprendizaje en el arte de la pluma.Ojalá sean de vuestro agrado aquéllas obras de mi autoría, que compartamos de aquí en más, en este blog.
Archivo de entradas | Mostrar datosDesplegar
Ocultar datos Julio 2009
MINUTOS ANTES
Mostrar datos Junio 2009
Mostrar datos Octubre 2008
Mostrar datos Septiembre 2008
Mostrar datos Agosto 2008
Mostrar datos Julio 2008
Publique su taller

Últimos comentarios de este Blog

13/03/11 | 08:20: MONINA dice:
Hola, te felicito por todo lo que expusiste, todo me gustó mucho, me encantaría contar con vos en mi grupo de amigos, es por eso que te invito, mi intención es solo de amistad y de contar en mi grupo con escritores argentinos, puedes promocionarte exponiendo tus poesías o escritos o tus sentimientos o tus sueños, te elegí porque me encantó como te definiste en tu perfil, además porque me gusta que haya poetas quiero contar con algún poeta argentino y vos podrías serlo, dale te animás? En nuestro grupo hay de varias edades pero todos con un corazón tierno, sensible, y jovial, podrías aportar cosas muy lindas e interesantes, en poesías, cuentos o lo que desees! Yo no escribo pero me gusta leer poesías, reflexiones, frases, cuentos, relatos, textos breves, de todo un poco, por eso si querés formar parte de mi grupo de amigos: “PUNTO DE ENCUENTRO AMIGOS DE BS.AS”, si gustán conocernos, también pueden decirle a alguien de sus conocidos o amigos, si quieren ser nuestros amigos y al igual que a ustedes si quieren mandarnos algo sobre:"La Amistad" "Las fotos","El Verano","El mar" "La playa","Los barcos","Las Sirenas","En el fondo del mar" "Los Amigos","El amor","La primera cita","Encuentros","Estar enamorada/o","Conociéndonos","La primera vez","Los Carnavales" "Las Hadas y los duendes","Los disfraces","Las caretas","Volver a empezar","A trabajar!","El primer día de clases","La Mujer","La mano solidaria","Dar y recibir","Nunca más","La verdad","No me olvidaré" "Los recuerdos","Te acordás?","El Otoño" o todo lo que quieras que tengan que ver con estos temas y quieran además tener nuevos amigos, tener una linda amistad duradera, fiel e incondicional, si apuestan a la Amistad y aceptan comprometerse con ella, te invito a vos y a tus contactos, conocidos o amigos a que transiten nuestro camino de la Amistad con nosotros a cambio les ofrecemos toda nuestra amistad, estar en las buenas como en las malas, ser una buena compañía a través de mensajes, Chat o en encuentros de grupo en salidas varias, nuestro lema es: “Unirnos por la Amistad” Creemos que es un pequeño y humilde aporte para “La Paz en el Mundo”, dale aceptás? Te estaremos esperando con toda la buena onda y amistad por siempre y yo con los brazos abiertos virtualmente y quizás algún día en persona para darte la bienvenida, y no importa que seas de lejos, sos de Argentina y eso me basta! Me encanta valorar a nuestros poetas argentinos y tal vez algún día quién sabe las vueltas de la vida nos conocemos! Todo puede suceder ya nos encontramos con gente de Jujuy, de Comodoro Rivadavia, así por qué no con vos? Todo puede ser posible, la esperanza no hay que perderla!Para nosotros no existen fronteras ni distancias, ni obstáculos cuando existe entre dos personas las ganas de querer, de apostar y comprometerse con la Amistad y en ser buenos amigos!Soy de Temperley, Bs.As, Argentina, Psicopedagoga, Coord.Gral.: MONINA Para Suscribirse: puntodeencuentroamigosdebsas-subscribe@gruposyahoo.com.ar
03/01/10 | 23:21: Rolando dice:
Impresionante, Manuel... "Minutos antes", Muy buen ritmo, suscinto, preciso...Tremendo.Felicitaciones Te invito a leer en "lapacienteimpaciente" algunas de mis producciones, y comentarlas si te place. Cordial saludo.R.M
27/07/09 | 10:04: FipKyTFgzyh dice:
Derrick Ashong!, SEX ZOO
Vínculos
Versos con Historias Versos con Historias


Versos con Historias continúa y concluye el ciclo del "nosismo" iniciado por la autora en su anterio... Ampliar

Comprar$ 40.00
Escuchá Radio De Tango

camino de los eucaliptos





Escribí un comentarioEscribí tu comentario Enviá este artículoEnvialo a un amigo Votá este artículoVotá este texto CompartirCompartir Texto al 100% Aumentar texto

EL PAPÁ DE NOELHY



EL PAPÁ DE NOELHY

 

 

El hombre agachó la cabeza para esperar la sentencia. Sentado en ese frío banco de piedra entendió, o empezó a entender, la seriedad de sus faltas.

Olmak, su padre, un rudo labrador que había emigrado desde las Regiones Bajas hacia el Asia Menor en el año 267, los había criado a él y a sus cinco hermanos de la misma manera: trabajando a su lado, desde antes de cumplir los diez años; despojándolos de una niñez con los quehaceres propios de la edad, para “hacerlos hombres de la tierra”, según les decía. Cuando se enfadaba con ellos, las reprimendas iban desde castigos físicos, hasta privaciones de comida por un día, o la obligación de permanecer fuera de la casa en crudas noches invernales, con el sólo cobijo de un cuero de cabra. En realidad, Olmak no era una mala persona. Incapaz de demostrar afecto hacia los suyos, estaba convencido de que todo lo que hacía, era para bien de ellos. Este carácter fue transmitido a cada uno de sus vástagos, y ahora, Nikolah, uno de ellos, es el que estaba acusado de maltrato hacia los propios.

Eran tiempos del Emperador Constantino y, conductas que antes se toleraban, ahora eran reprimidas de acuerdo a las directivas llegadas a cada aldea, de parte del Obispo a cargo de la comarca Noelhy; quien, a su vez, recibía órdenes directas desde la capital del Imperio. El cristianismo debía ser ejemplificador, decían.

Los testimonios de otros pobladores, cercanos a la vivienda de Nikolah, habían sido determinantes para la acusación en su contra. Uno de ellos había dicho que desde que éste enviudara (su esposa, Zilya, había muerto de malaria), el trato con sus hijos, era aún de mayor rigurosidad. Un caso de similares características, en la vecina aldea Nuray, había concluido con una condena de cien azotes.

El murmullo de los presentes en el templo cesó cuando el patriarca de la aldea se puso de pie para hacer conocer el veredicto. Nikolah miró a sus hijos, Kaynall y Nelik, atentos, en el fondo del recinto, y se dispuso a escuchar al viejo, que comenzaba a hablar. Éste, fue interrumpido por la llegada de uno de los mensajeros del Obispo de Noelhy, quién le entregó un papiro con el siguiente escrito:

<Con el fin de arraigar definitivamente la celebración de la Navidad, y así desterrar las festividades paganas que hasta ahora se llevan a cabo en la comarca, el Obispo de Noelhy resuelve:

- que todos los patriarcas de aldea dispongan las medidas apropiadas para organizar los festejos para la fecha que se acerca.

–que sean liberados al azar, dos condenados por aldea, dando así lugar al espíritu piadoso de la Navidad

- que se suspendan todos los juicios durante las próximas dos semanas, a partir del día de hoy.

- que los individuos en juicio sean puestos a disposición del patriarca de aldea para colaborar en la organización y en la ejecución de la celebración navideña.

- que si éstos, demuestran compromiso con la tarea asignada, se contemple clemencia en su juzgamiento posterior. >

Nikolah recorrió la aldea desde el día siguiente, acompañado por uno de los asistentes del patriarca. La labor encomendada era entregar víveres en los hogares más pobres, e invitar a los residentes a participar de las celebraciones navideñas. Fueron diez los lugares visitados esa primera mañana. Después del mediodía regresó a su casa, con el permiso concedido por la autoridad, ya que debía seguir trabajando allí, para mantener a sus hijos.

Al otro día, mientras el labrador y su acompañante daban un descanso a sus caballos, en una de las casas de su recorrido, Nikolah detuvo unos instantes su mirada sobre los tres pequeños hijos de la pareja que allí moraba. Eran dos nenas y un varón, de no más de cinco años que, sentados bajo la sombra de un olivo, se entretenían con un trozo de madera circular. Sus caritas denotaban una gran felicidad, pese a la austeridad de sus vidas, y a la de este momento  en particular, en el que jugaban con ese humilde objeto. Festejaban ruidosamente, cada vez que la madera rodaba de uno a otro. Luego salió la madre, y dirigiéndose hacia ellos, alzó a la más pequeña; habló con ella dulcemente, y los cuatro rieron, cómplices. Nikolah no pudo rescatar en su memoria ninguna escena similar de él, con sus hijos. Tenía los ojos llenos de lágrimas y tristeza cuando el asistente ordenó marcharse de allí. Escondió su mirada vidriosa, montó el caballo, y siguió al otro hombre.

Esa noche, Nikolah no durmió; trabajó con intensidad en la soledad del granero, fabricando objetos de diversas formas, con  distintos materiales que él disponía. Eran juguetes, para, en principio, obsequiar a Kaynall y a Nelik, y otros, para repartirlos entre los niños de las casas que recorrería a la mañana siguiente. El cuadro presenciado el día anterior, con la joven madre y sus chiquitos, lo había movilizado en forma superlativa, y lo que quería lograr con estos modestos regalos, era ver reflejado en sus hijos y en los otros niños que visitaría, al menos parte de las expresiones que vio en las caritas de los tres chicos, bajo el olivo. Por la mañana, no despertó a Kaynall y Nelik. Dejó junto a ellos, en sus camas, los juguetes que les había armado, los observó dormir por un momento, y se marchó.

La relación con sus hijos cambió desde ese día. Con el paso del tiempo Nikolah fue aprendiendo una forma distinta de amarlos, que no había conocido antes. Pasó la Navidad de aquél año, y el hombre rústico, de corazón duro, que antes no sabía, o no podía demostrar sentimientos, era conocido y esperado por todos los niños del poblado.

Cuando cumplió con el plazo obligatorio del trabajo asignado, Nikolah  solicitó al patriarca de la villa la posibilidad de  continuar con sus recorridas, ya que no podría vivir de otra forma. Ya libre de culpa y cargo, y sin el asistente que lo acompañara antes, Kaynall y Nelik  se ofrecieron para ir con él. Así, los tres visitaban las casas, llevando alimentos, juguetes, y ayudando en labores, allí donde una mujer fuera el único sostén del hogar. Era tal la  responsabilidad demostrada por Nikolah, que cuando el Obispo de Noelhy visitó la aldea, lo citó para conocerlo en persona, previamente aconsejado por el patriarca, quién habló maravillas de él.

Con el correr de los años, Nikolah y sus hijos eran populares en todas las aldeas vecinas, a las que visitaban al menos una vez por mes, tarea encargada por el Obispo, en aquella reunión en la que se lo presentaron.  

Cuando Nikolah tuvo setenta años, y sus hijos, ya hombres maduros, tuvieron sus respectivas familias, él aún seguía recorriendo a caballo las aldeas, y prácticamente en toda la comarca no hubo niño que no recibiera uno de sus juguetes.

A los setenta y cuatro, Nikolah, enfermó de viruela, y murió. Sus hijos siguieron visitando las casas de las aldeas, pero ya nadie se olvidaría de quién era llamado “el papá de la comarca”,… “el papá de Noelhy”.

 

 

Manuel Sarmiento

     

 

 

 

 

 

 

 


Calificación:  Malo Regular Bueno Muy bueno Excelente Excelente - 4 votos  - Ingresá tu voto

Comentarios de nuestros lectores - Escribí tu comentario
24/03/09 | 22:55: Yllen dice:
Felicitaciones Manuel. Es un hermoso cuento que nos deja una enseñanza muy importnte: nunca es tarde para cambiar o para abrir el corazón al amor. ¡Felicitaciones!
nellyfida@yahoo.com.ar
 
16/03/09 | 14:02: Alejandro dice:
Existen los diferentes - Sorprendido dice: pabada de cuentista. Muy bueno. Te votè como corresponde...
bitacora52@hotmail.com
 
14/10/08 | 06:35: Alejandro Romero ( Letras al azar ) dice:
Brillante, enternecedora y bella, esta narración adelanta un poco de ese espíritu navideño que nos está faltando a todos. Mis felicitaciones.
alejandro.romero@live.com.ar
 
Últimas entradas del mes


Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte OccidentesEscuchanos
Noticias | Efemérides | Novedades | Biografias | Textos | Audio | Recomendados | Entrevistas | Informes | Agenda | Concursos | Editoriales | Lugares | Actividades | Blogs | Letras de Tango I | Letras de Tango II | Contacto | Boletín
© 2006-2020- www.escribirte.com | Todos los derechos reservados   | Diseño Web | Canales RSSRSS